Regresar a la Web "Sevilla Regala Vida"

lunes, 21 de mayo de 2018

Trasplante de peroné a un paciente que podrá volver a caminar

Cirujanos del Hospital Regional de Málaga logran evitar la amputación


Profesionales del Hospital Regional de Málaga han realizado un trasplante de peroné a un paciente cuya única alternativa, tras ser sometido a más de una decena de intervenciones quirúrgicas, era la amputación de la pierna a consecuencia de una fractura abierta y atrición de partes blandas. Por su exposición al exterior, esta se infectó ocasionando la pérdida progresiva de hueso por la osteomielitis secundaria.


El paciente, natural de Argelia, había sido sometido a técnicas de reconstrucción de la tibia con aporte de hueso no vascularizado en su país y, pese a los intentos de los distintos profesionales que lo habían tratado hasta la fecha, no se había conseguido que se formara hueso sano para producir la unión de la fractura.

Ante esta situación, los cirujanos de Traumatología y Cirugía Ortopédica del centro sanitario tuvieron que extirpar al paciente más de 10 centímetros de hueso infectado, al que colocaron un fijador externo y trataron la infección sin poder reconstruir el defecto tibial dada la situación clínica del paciente.

Entonces, la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica intervino con un trasplante de hueso autólogo. Este trasplante consiste en la extracción de un hueso o parte de él de una zona del cuerpo humano en que puede ser prescindible, disecarlo con los vasos que le aportan el riego sanguíneo y trasplantarlo a una zona receptora donde existe una falta de hueso por algún traumatismo, infección o resección tumoral previa. En este caso, el hueso extraído fue una parte del peroné de la pierna derecha sana del paciente, de 18 años de edad, para colocarlo en el lugar de la tibia extirpada.

Así, habitualmente se utilizan dos equipos: uno en la zona donante para extraer el peroné y otro en la zona receptora para preparar el lecho receptor y los vasos a los que hay que unir el trasplante, a través de una microsutura de los vasos sanguíneos. Este trasplante, novedoso en el caso de miembros inferiores, es de mayor complejidad por los trabajos realizados previamente sobre la tibia izquierda, la gran cantidad de fibrosis y por tratarse de un caso límite, puesto que si no se lograba la reconstrucción ósea la única solución era la amputación del miembro inferior izquierdo por encima de la rodilla.

Apenas un mes después del trasplante de peroné, el paciente volvió a pasar por quirófano para realizarse una intervención estética de baja complejidad para poner un injerto de piel para sustituir la que se tomó con el peroné. Una vez se produzca la consolidación ósea -en el plazo de entre 3 y 6 meses-, el miembro reconstruido no requiere de más procedimientos en quirófano. Este caso, poco común en miembros inferiores, ha sido importante para los profesionales que trabajan en esta unidad del Hospital Regional porque en unos meses el miembro trasplantado podrá servir de soporte para que el paciente camine, puesto que no tiene otros déficits nerviosos ni desde el punto muscular. Las secuelas serán mínimas salvo complicaciones.

El trasplante, que se realizó el pasado 19 de marzo, tuvo una duración de 12 horas en las que profesionales de diferentes categorías y unidades participaron mano a mano en quirófano. Entre las mismas se encuentran Anestesia, Enfermería Quirúrgica y el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología junto al de Cirugía Plástica.




Fuente:http://www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/salud/131695/trasplante/perone/paciente/podra/volver/caminar/varios/anos/apoyar/pie/hospital/regional/malaga/tibia

martes, 15 de mayo de 2018

Reunión bilateral de los equipos de trasplantes de Andalucía y Cataluña


Se trata del primer encuentro entre comunidades autónomas que permitirá analizar avances en donación de órganos y trasplantes


Profesionales de los equipos de trasplantes de Andalucía y Cataluña se reúnen en Sevilla, en el 'I Encuentro Andalucía y Cataluña', con el objetivo de intercambiar experiencias y continuar avanzando en la actividad de donación de órganos y trasplantes. Se trata de la primera reunión de colaboración entre comunidades autónomas que se realiza en el Sistema Nacional de Salud.

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez, ha sido la encargada de inaugurar este encuentro. En el encuentro, impulsado por la Coordinación Autonómica
de Trasplantes de Andalucía, se han analizado aspectos como las distintas modalidades de trasplante renal, los avances en cirugía en el trasplante renal, la situación de listas de espera y actividad de trasplante de las dos comunidades, los sistemas de información de la Coordinación Autonómica de Andalucía y los equipos de extracción de tejidos de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT), así como los procedimientos de inspección en el ámbito de células y tejidos, entre otros.


Resultados en Andalucía


Andalucía ha superado durante 2017 los 900 trasplantes, batiendo su propio récord de donaciones y trasplantes por cuarto año consecutivo. En total, se han producido 413 donaciones, 18 más que en 2016, lo que supone un 4,6% más que en 2017. De ellas, 100 han sido de donantes en asistolia o a corazón parado (24% del total) y 49 de donantes vivos. La edad media de los donantes andaluces se ha situado en 60,2 años.

Gracias a las donaciones registradas, los hospitales andaluces han podido realizar 919 trasplantes de órganos, 105 más que el año pasado, lo que supone un aumento del 13%. Concretamente, se han hecho 603 de riñón (47 de donantes vivos, y de ellos 2 de donantes cruzados), 223 de hígado (2 de donante vivo), 35 de corazón, 43 de pulmón y 15 de páncreas. Asimismo, del total de trasplantes, 27 han sido trasplantes pediátricos (15 renales y 7 de hígado, 4 corazón y 1 de pulmón), igual cifra que el pasado año.


Fuente:http://www.juntadeandalucia.es

lunes, 7 de mayo de 2018

Un método que disminuye la mortalidad previa a un trasplante de hígado

Mantener a temperatura ambiente el hígado de un donante durante las horas previas al trasplante podría disminuir un 20% el número de muertes en las listas de espera, según un equipo de investigadores con participación española. Esta estrategia permite evaluar la calidad del órgano antes de la operación, al contrario que la conservación en frío.



Hepatitis, enfermedades congénitas o abuso de alcohol son causas de la insuficiencia hepática. Si no se trata su origen, el hígado deja de trabajar correctamente y la situación puede derivar en una insuficiencia hepática terminal. En estos casos, el tratamiento consiste en un trasplante de hígado.
El mayor riesgo al que está expuesto un paciente en lista de espera es morir antes de ser operado
Según analiza un equipo internacional de científicos esta semana en la revista Nature, en los últimos años y debido al aumento de las tasas de enfermedad hepática, el suministro de órganos trasplantables no es suficiente para satisfacer su demanda. A esto se añade el hecho de que solo se trasplantan el 63% de hígados de donantes fallecidos.
“El suministro de hígados es inadecuado, lo que supone el gran reto al que se enfrentan las personas que necesitan este tipo trasplante”, explica a Sinc David Nasralla, investigador del departamento de Ciencias Quirúrgicas en la Universidad de Oxford (Reino Unido). “El mayor riesgo al que está expuesto un paciente de estas listas de espera en cualquier parte del mundo es morir antes de ser operado”, aclara el experto.
Cuando los donantes mueren a causa de problemas cardiovasculares, los órganos representan un riesgo para el receptor, con una mayor probabilidad de que el hígado nunca funcione o de que lleve a complicaciones posteriores.
Por otro lado, el daño durante la refrigeración previa al trasplante también hace que muchos de estos órganos pasen a considerarse de alto riesgo. La viabilidad hepática no se puede medir mientras el hígado se encuentra preservándose en frío, pues se anula la actividad celular normal.

Cómo conservar un hígado antes de su trasplante

Los investigadores liderados por Nasralla han descubierto que conservar los hígados a la temperatura corporal puede mejorar los resultados de futuros trasplantes y aumentar el número de posibles donantes de este órgano, reduciendo las tasas de mortalidad en la lista de espera.
“Con este método se podría trasplantar un 20% más de hígados y reducir la mortalidad en listas de espera de todo el mundo”, explica Nasralla
El equipo de científicos ha liderado el primer ensayo aleatorizado que compara el almacenamiento en frío convencional con la perfusión de máquina normotécnica en 220 pacientes con trasplante de hígado. Al medir el daño hepático, encontraron que las lesiones eran un 50% menores con el nuevo método que al conservarlos en frío. 
“La perfusión de máquina normotécnica proporciona al hígado medicamentos y nutrientes a través de sangre oxigenada y a temperatura corporal normal para conservarlo en un proceso funcional y fisiológico”, detalla Nasralla. “Esto no solo ayuda a revivir al órgano tras su proceso de recuperación, sino que permite una evaluación para conocer la calidad en la que se encuentra”. 
De esta manera, los hígados pueden mantenerse durante 48 horas. El nuevo proceso podría llegar a permitir el control de la viabilidad junto con el tratamiento y la reparación según sea necesario.
“Con este método se podrían trasplantar un 20% más de hígados que en la actualidad, disminuyendo así un 20% la mortalidad en listas de espera de todo el mundo”, concluye Nasralla.
Referencia bibliográfica
Nasralla, David; Coussios, Constantin; Friend, Peter et al. "A randomized trial of normothermic preservation in liver transplantation". Nature, 18 de abril de 2018. DOI: 10.1038/s41586-018-0047-9
Fuente: agenciasinc.es

Convenio para mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedad renal



La Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Federación Nacional ALCER), miembro de Somos Pacientes, y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) han firmado un convenio de colaboración en virtud del cual ambas entidades se comprometen a aunar esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC).

En palabras de Jesús Molinuevo, presidente de Federación Nacional ALCER, “la firma de este convenio va a permitir informar de primera mano a la población de las campañas que nuestra Federación realiza en todo el territorio nacional a través de las farmacias, especialmente para la prevención de la enfermedad renal y la promoción de la donación de órganos”.

Convenio de colaboración

De acuerdo con lo establecido en el convenio, las entidades provinciales de Federación Nacional ALCER y las delegaciones de la SEFAC participarán conjuntamente en varias campañas anuales que se desarrollarán en las farmacias con objeto de prevenir la ERC y promover la donación de órganos. Unas campañas que, principalmente, se llevarán a cabo en el marco del Día Mundial del Riñón –el 8 de marzo– y del Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos –el 7 de junio.

Es más; el convenio también contempla la colaboración de ambas entidades en el desarrollo de congresos, jornadas y otras actividades y el intercambio de información de interés que podrán publicar en sus respectivos canales de comunicación.

Como concluye Jesús Carlos Gómez, presidente de la SEFAC, “los farmacéuticos comunitarios son profesionales comprometidos con los pacientes, los más cercanos, y por eso para nuestra Sociedad es muy importante llegar a acuerdos con las asociaciones que les representan, como es el caso de ALCER. Con este convenio esperamos que el vínculo de los farmacéuticos con los pacientes con enfermedades renales sea más estrecho para contribuir a mejorar su calidad de vida mediante acciones concretas y prácticas”.

– A día de hoy, 29 asociaciones de pacientes dedicadas a la insuficiencia renal son ya miembros activos de Somos Pacientes. ¿Y la tuya?


Fuente: https://www.somospacientes.com/noticias/asociaciones/convenio-para-mejorar-la-calidad-de-vida-de-los-pacientes-con-enfermedad-renal/

lunes, 30 de abril de 2018

Los héroes de este trabajo son los donantes y sus familias


El Hospital de Poniente recibe las donaciones y también realiza trasplantes

El Hospital de Poniente se incorporó el pasado mes de enero al programa de donación de órganos y tejidos, con lo que el centro ya está habilitado para recibir las donaciones de paciente fallecidos y también puede realizar, desde esa fecha, trasplantes de córneas, tejido óseo y tendinoso. Su coordinador es el doctor Javier Fierro, de la Unidad de Cuidados Intensivos. Un profesional que lleva “más de media vida en Andalucía”. Primero en Cádiz a donde le llevó el MIR y posteriormente en Almería donde trabaja desde el año 1997.


  • El equipo médico realiza una intervención para extraer los órganos de un donante y trasladarlos posteriormente al centro de referencia

El doctor Javier Fierro explica que el trabajo en el Hospital de Poniente se basa, lógicamente, en lo habitual del modelo español que se sustenta en tres pilares. Un sistema sanitario de alta calidad, una legislación muy avanzada que plantea todo el tema de los trasplantes de una forma muy clara y un tercero que es la organización que pivota sobre la figura de los coordinadores. Que son médicos y enfermeros que trabajan en las unidades de cuidados críticos fundamentalmente, en la UCI y que son intensivistas generalmente. Lo fundamental en su tarea “es la búsqueda de trasplantes y el control de calidad” así como la acción y difusión de ese servicio.

La búsqueda

Los donantes actualmente provienen de tres vías. Hay de órganos y de tejidos. “Los de órganos vienen de una patología cerebral catastrófica, hemorragias, un ictus… y por esa vía en el tratamiento de la patología pues las cosas van mal y fallece. Otra parte proviene de personas con enfermedades que no tienen solución y que les lleva al fallecimiento, enfermedades respiratorias, cardiacas… que si se produce en unas condiciones determinadas podrán ser donantes. La tercera es de personas que fallecen por cualquier circunstancia y pueden donar tejidos”, explica Fierro.


¿Cómo se establece esa comunicación con la familia en un momento tan difícil?. El coordinador afirma que se trata de “la pregunta más difícil en el peor momento posible”. Por eso el coordinador tiene ese entrenamiento específico. Y es unir la gestión de las emociones con el caso científico. “Conjuntamente con la sociedad porque la sociedad española es solidaria, en este caso y en otros. Solo hay que poner las circunstancias para que se pueda ejercer esa solidaridad”.


Tipos de trasplantes

En el hospital la actividad de trasplantes se limita a tejidos. “Por una cuestión práctica”, afirma Fierro. Hay hospitales que “son generadores de donantes como el nuestro y otros que ‘trasplantan’. En nuestro sector no es solo una provincia. Estamos Málaga, Almería, Ceuta y Melilla. Ese sector tiene un hospital principal que trasplanta que es el Hospital Regional de Málaga. Y dentro del sector hay otros muchos que generan donantes como es nuestro caso. Nosotros podemos implantar tejidos y corneas”.
Este tipo de trasplantes “no salvan vidas pero hacen que la vida de una persona mejore de manera clara, cambian la vida a mejor. Son más frecuentes los de tejidos que los de órganos, aunque sean menos espectaculares”. Aún así, se trata de eso, de mejorar la calidad de vida de la gente. 

Cambio de perfil

El perfil del donante ha cambiado mucho en los últimos años. En los años 90 era el de una persona joven de unos 30 años fallecido por accidente de trafico. Algo que se mantuvo hasta el año 2000. Después “el trabajo que se ha hecho con la seguridad vial ha hecho que los accidentes de tráfico bajen de manera importante y eso ha conllevado que esos donantes que eran el 40% ahora sean del 4% afortunadamente”. 

En el tema de la donación ha obligado a tener en consideración otros donantes que antes pasaban “más desapercibidos”. Por eso, ahora le media de donante es de 60 años que fallecen por hemorragias cerebrales fundamentalmente. Y la tercera parte tiene 70 años y el 10% más de 80. “No hablamos de gente joven, se ha pasado de hablar con los padres para ver las donaciones a hablar con los hijos. El escenario ha cambiado mucho”. España sigue en los primeros puestos en donación, tanto de órganos como de tejidos. Pero, habitualmente solo hablamos de donaciones de órganos. 

“Tenemos que hacer una autocrítica posiblemente porque se suele hablar de trasplantes y donaciones de órganos. Es verdad que son cifras espectaculares pero es verdad que es más frecuente el trasplante de tejidos. Y es verdad que uno arrastra al otro. Es cierto que España es potencia mundial en este asunto y lleva siendo así 26 años. No es un fin en sí mismo porque hay lista de espera y hay necesidad de aumentar el número de donantes. El año pasado hubo 47 donantes por millón de población en España y eso hizo posible mas de 5.200 trasplantes de órganos pero es que solo de tejido óseo tendinoso se hicieron más de 5.000, que son pequeños trasplantes que llamamos implantes”. 

Hay mucha gente implicada y se sustenta en la voluntariedad. Exige gente comprometida. “Participa mucha gente, médicos, enfermeros, muchas especialidades a los que no quisiera dejar fuera. Esa es tarea fundamental de la coordinación, es como dirigir una orquesta para poner en orden en esa secuencia ordenada para materializar esa generosidad de los donantes” afirma el doctor Fierro. “Porque los verdaderos héroes de los trasplantes son los donantes y sus familias”.

Fuente: www.lavozdealmeria.com

martes, 24 de abril de 2018

Tres donaciones en asistolia en el Virgen del Rocío permiten diez trasplantes en Andalucía


Las donaciones en asistolia permiten garantizar la donación del hígado, páncreas, pulmones y riñones



Los equipos de trasplantes del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla han atendido en menos de 24 horas tres donaciones en asistolia tras parada cardiaca con perfusión regional normotérmica (PRN), que permitió que se realizarán diez trasplantes de órganos en Andalucía.

Las donaciones en asistolia permiten garantizar la donación del hígado, páncreas, pulmones y riñones. Además, han mejorado la calidad de vida de muchos otros pacientes que se benefician de los implantes de tejidos que también fueron donados, según ha informado el hospital en un comunicado.


Acceso a las Urgencias del Hospital de la Mujer Virgen del Rocío

Para que esta modalidad de donación se desarrolle, resulta "crucial" el papel de médicos y enfermeros tanto de la Coordinación de Trasplantes, como de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Cirugía Cardíaca, perfusionistas, personal de quirófano y laboratorio, entre otros.

Todos estos órganos han sido trasplantados en distintos hospitales de la comunidad autónoma andaluza, por lo que en esta cadena de solidaridad han participado decenas de profesionales.

La donación en asistolia brinda la posibilidad de ser donantes a aquellas personas que sufren una parada de corazón. Las primeras donaciones de este tipo fueron atendidas en 2016, cuando los profesionales asistieron 13 donaciones en asistolia tipo III en el Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Al año siguiente, en 2017, atendieron un total de once donaciones en asistolia, a las que se suman otras seis en los que va de año. En concreto, en estos cuatro primeros meses del año han atendido 27 donaciones de órganos, diez de ellas en asistolia.

Así, el esfuerzo y la constancia de los equipos de donación y trasplantes del Hospital Virgen del Rocío, integrados en la Coordinación Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva, han permitido la realización de más de 100 trasplantes en estos primeros meses del año. Para ello, la formación continuada de los profesionales que se centra en la donación y el trasplante de órganos y tejidos resulta fundamental.

En esta línea, la Coordinación Sectorial de Trasplantes de Sevilla y Huelva organizan sesiones científicas periódicas como la celebrada este martes, titulada 'Cuidados Intensivos orientados a la donación', a la que han asistido medio centenar de profesionales sanitarios y ha sido impartida por el médico especialista de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Rehabilitación y Traumatología, doctor Horacio García-Delgado.

Fuente: www.diariodesevilla.es

domingo, 15 de abril de 2018

Los médicos que hicieron historia en abril de 1978



LA ERA DE LOS TRASPLANTES | 40 AÑOS DE UN HITO

Especialistas veteranos recuerdan los primeros trasplantes que se realizaron en Andalucía

Los doctores Rafael Montes, Pedro Montañés, Manuel Mendoza y Miguel Ángel Gentil, que formaron parte de los equipos médicos pioneros en trasplantes en el Hospital Virgen del Rocío, en una fotografía reciente

La madrugada del 12 de abril de 1978 un equipo médico-quirúrgico del Hospital General Virgen del Rocío, que entonces era conocido como Residencia García Morato, escribió parte de la historia de la Medicina en Sevilla. Un enfermo renal terminal natural de Castilblanco de los Arroyos, Francisco Vicente Galván, se sometió al primer trasplante. La intervención, sin precedentes en los hospitales andaluces, abrió la puerta a la esperanza de los enfermos renales crónicos. Pocos días después otro equipo formado por cirujanos cardiovasculares repitió la hazaña en el Hospital Virgen Macarena.

A finales de los 70 la supervivencia de la insuficiencia renal crónica dependía en exclusiva de la diálisis y apenas alcanzaban el año, con una calidad de vida muy mermada. La primera donante de órganos fue una mujer cordobesa, María Dolores, que falleció embarazada de unos meses a causa de una hemorragia cerebral. En vida María Dolores, farmacéutica de profesión, mostró su deseo de ser donante, y su marido dijo sí en un momento de profundo dolor. Con el gesto solidario de esta familia comenzó la era de los trasplantes en la sanidad pública andaluza. En el primer año (1978) se realizaron seis trasplantes en los hospitales Virgen del Rocío y Macarena.

Departamento de Infografía FOTOS: JOSÉ ÁNGEL GARCÍA.

"Los primeros se realizaron sin ley. Estábamos empezando. La Ley de trasplantes salió el 27 de octubre de 1979", recuerda el doctor Pedro Montañés, urólogo que formó parte del primer equipo de trasplantes en el Virgen del Rocío. "La madrugada del 12 de abril de 1978, en el quirófano estaban los doctores Luciano Azagra y José Ramón Campoy, como urólogos; y José Luis García y Francisco Ardila, como vasculares", recuerda el doctor Montañés. La parte médica de este hito de la sanidad pública andaluza corrió a cargo del doctor Julián Mateos, que entonces era el nefrólogo responsable.

Durante la primera etapa de este paso de gigante para los enfermos terminales, los quirófanos del Hospital Macarena acogieron unos 30 trasplantes renales. El equipo de cirujanos cardiovasculares dirigido por el doctor Carlos Infantes, que también fue pionero, lo integraban los doctores José Julio Triviño, José Ignacio Font, Juan Manuel Contreras Ayala, Luis Pastor, Enrique Pérez Duarte y Jiménez Moreno. A finales de los 70 el Hospital Macarena dependía directamente de la Universidad. "Tuvimos que desafiar a la jerarquía de las cátedras para realizar el primer trasplante", recuerda el doctor Carlos Infantes. "El proceso de extracción y trasplante comenzó a las ocho de la tarde y terminó a las ocho del día siguiente. A las cinco de la tarde comprobamos que el paciente ya podía orinar", recuerda. Tras una primera etapa en la que participaron los cirujanos cardioavasculares, los trasplantes renales fueron asumidos por los urólogos. "La técnica es sencilla, el problema de la intervención estaba en los riesgos de rechazo del injerto", añade el doctor Infantes.

"Los trasplantes comenzaron a gestarse a raíz de la presión de los nefrólogos en aquellos años. Nosotros buscábamos soluciones para nuestros enfermos que, en aquella época, tenían muy mala calidad de vida y escasa supervivencia", recuerda el doctor Manuel Mendoza, nefrólogo. A finales de los 70, "el 20% de los enfermos con insuficiencia renal crónica fallecía al año", asevera el doctor Rafael Montes.

Durante los primeros años los equipos médicos carecían de infraestructura. "Todo era muy artesanal. La Guardia Civil se encargaba de localizar a los enfermos cuando llegaba un donante; e incluso teníamos que ir nosotros mismos a comprar hielo en las tiendas que estaban junto al hospital para conservar los órganos", recuerdan los veteranos nefrólogos. Estos médicos fraguaron el germen de un sistema de trasplantes que hoy es considerado como la estrella de la sanidad pública por los continuos éxitos que cosechan los equipos hospitalarios, año tras años, en el ámbito local, autonómico y nacional. "El desarrollo inicial del trasplante renal en Andalucía fue fruto del entusiasmo y esfuerzo personal de los profesionales sanitarios", comenta el doctor Miguel Ángel Gentil, responsable del área de Trasplante Renal en el Virgen del Rocío hasta su jubilación el pasado mes de octubre.

El trasplante como alternativa terapéutica era ciencia ficción en los 70. Hoy, cuarenta años después del primer trasplante renal, esta opción forma parte de la rutina diaria en el Hospital Virgen del Rocío. Los enfermos renales terminales cuentan hoy con un equipo de 14 urólogos y seis nefrólogos dedicados a trasplantes. En 2017 este equipo fue líder en España con 200 trasplantes renales realizados en un solo año.


Fuente: http://www.diariodesevilla.es

jueves, 12 de abril de 2018

"La equidad del sistema de trasplantes es garantía de éxito"

La coordinación de trasplantes cosecha récords de manera continua en Sevilla, Andalucía; y en general, en España. Parece que estos equipos hospitalarios no tienen techo.


El doctor Manuel Alonso, coordinador de trasplantes en Andalucía, en la sede central de Servicio Andaluz de Salud. /FOTOS: JUAN CARLOS VÁZQUEZ


El doctor Manuel Alonso, coordinador de trasplantes, expone claves del área "estrella" de la sanidad pública







Virgen del Rocío, un nuevo récord en enero y febrero
-Durante los meses de enero y febrero, de nuevo, hemos logrado datos históricos. Siempre nos superamos. Pero hay que recordar que siguen muriendo enfermos en lista de espera. Nuestro objetivo es lograr el 100% de la aceptación a la donación.




-Un objetivo ambicioso.

-Nuestro objetivo es salvar la vida o mejorar la calidad de vida. Pero además somos eficientes.

-¿En qué sentido?

-Por cada trasplante renal funcionante, el sistema público ahorra de media 30.000 euros por paciente en diálisis al año. Los trasplantes curan y ahorran.

-De sus numerosos viajes, ¿puede explicar cómo funcionan otros sistemas sanitarios?

-La sanidad pública que tenemos aquí es de las mejores del mundo. Quien no ha viajado y no ha tenido la oportunidad de conocer otros sistemas sanitarios no lo valora. No digo que no sea mejorable, y probablemente habrá que destinar más dinero a la sanidad, pero es la mejor.

-¿Puede exponer ejemplos?

-En EEUU, por ejemplo: según el tipo de seguro que tenga el paciente le trasplantan, o no. Hay 60 millones de personas en EEUU que no tienen la cobertura sanitaria al 100%; que es lo que Obama trató de conseguir y que ha parado Trump. En EEUU: o tiene dinero o no le trasplantan. Para ir al médico en EEUU tiene que llevar laVisa en la boca. Si sólo se trasplanta quien puede, la donación se resquebraja. La gente no dona. Aquí se dona para todo el mundo.

-La tasa de donantes es baja en Estados Unidos.

-La tasa de donación de órganos es muy baja en EEUU, ya que sólo aquéllos que tienen recursos pueden acceder a un trasplante, lo cual provoca un gran rechazo a la donación. En EEUU un trasplante cuesta 10 veces más que en España y se puede trasplantar sólo quien tiene recursos. Ciudadanos de a pie no lo pueden pagar. Allí la gente no dona porque sólo se trasplanta a quien tiene dinero. Los míticos EEUU no son tan míticos. La equidad de nuestro sistema es garantía de su éxito.

-¿Y Europa?

-En Alemania tienen que aprender de nosotros: su tasa de donación es cuatro veces inferior a la nuestra (10,6); y en Reino Unido, es del 21,5. Estos países son democráticos, tienen recursos pero no están tan bien organizados como nosotros.

-El sistema español de trasplantes es ejemplar.

-La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se siga al modelo español de trasplantes. Los países que están siguiendo nuestro modelo, como Croacia o Portugal, han subido sus tasas de donantes. El modelo español de trasplantes está siendo adaptado e imitado por muchos países del mundo: Canadá, Croacia, Australia, EEUU e Inglaterra.

-¿Cuáles son las claves del éxito del modelo español?

-En primer lugar, una buena legislación; una normativa que permite un marco jurídico seguro. Otro aspecto importante es la figura del Coordinador de Trasplantes Hospitalario, la piedra angular de nuestro sistema. Es la persona encargada de detectar a los posibles donantes. Y la solidaridad de la sociedad. Hace 20 años la aceptación de la donación era de un 60%; y ahora alcanza el 89%. No quiere decir que antes la gente no fuera solidaria, sino que ahora está más informada y concienciada.

-¿Quién dice no a la donación?

-Especialmente personas mayores en medios rurales.

-La cadena humana que hace posible los trasplantes es muy larga.

-Otro factor del éxito del sistema es la perfecta organización. El apoyo de todos los agentes, comenzando por los donantes. Sin donantes no hay trasplantes, por muy buenos que sean los profesionales. Si la sociedad dice no, no hay trasplantes. Es fundamental la colaboración e implicación de asociaciones, administración sanitaria, medios de comunicación, jueces, forenses, personal encargado de los traslados, policía de tráfico, guardia civil, aeropuerto, etcétera. La sociedad ha entendido que es labor de todos.

-La igualdad en el acceso es un pilar del sistema de trasplantes.

-Se trasplanta al que más lo necesita, sin tener en cuenta su condición social, raza o sexo. Esto hace que la sociedad confíe en los trasplantes; y permite que cada vez más personas digan sí.

-En las listas de espera para un trasplante, ¿cuál es la situación de los niños?

-Afortunadamente son muy pocos. En el trasplante renal los niños tienen prioridad. Cuando aparece un donante joven priorizamos a los niños. Si no se trasplantan el crecimiento se enlentece con la diálisis. Los enfermos renales tienen la posibilidad de la diálisis.

-Otros enfermos no tienen opciones más allá del trasplante.

-Es complicado. En el caso del trasplante hepático, corazón o pulmón, si no se trasplantan se mueren. En el caso del hígado: existe la posibilidad del trasplante de vivo, de un segmento hepático de la madre o de un familiar. En Córdoba hicieron cinco el año pasado. El problema de los niños es que no hay donantes infantiles. Tienen mucha dificultad para encontrar un corazón.

-¿Se buscan soluciones para estos casos?

-En el caso del corazón se están diseñando estrategias de medicación para trasplantar a aquellos niños incluso sin compatibilidad.

-Los trasplantes en niños se hacen en pocos hospitales.

-En niños, el trasplante hepático, pulmón y corazón se hace en el Reina Sofía (Córdoba). El trasplante renal infantil, en el Virgen del Rocío (Sevilla). Si el niño tiene cierta edad se hace en los cinco hospitales andaluces autorizados (Virgen del Rocío de Sevilla, Reina Sofía de Córdoba, Puerta del Mar de Cádiz, Virgen de las Nieves de Granada y Regional de Málaga).

-Junto a los niños, ¿hay otros pacientes prioritarios?

-Pacientes con tendencia a rechazar y los dobles trasplantes también son prioriozados. Siempre buscamos la equidad.

-El Hospital General Universitario Gregorio Marañón (Madrid) realizó hace dos meses el primer trasplante cardiaco infantil incompatible que se ha llevado a cabo en España. ¿Se puede aplicar esta técnica en Andalucía?

-Sí. Es una nueva estrategia para impedir que ese niño muera en la lista de espera. El donante de ese bebé intervenido en Madrid fue andaluz.

-¿Tiene que ser recién nacido?

-Depende del tamaño del órgano. El corazón tiene que tener unas dimensiones parecidas entre el donante y el receptor. Hasta la fecha cuando eran incompatibles no se podían trasplantar, pero ahora sí. Cada vez se diseñan más estrategias.

-¿Cuáles son los objetivos para este año 2018?

-La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha propuesto como objetivo alcanzar para el año 2022 la tasa de 50 donantes por millón de población. Andalucía ya la ha superado esta cifra en la tasa interanual, con 51 donantes por millón de población. Los dos primeros meses de este año han sido los mejores de toda la historia.


Fuente: http://www.diariodesevilla.es

viernes, 6 de abril de 2018

España se prepara para realizar el primer trasplante renal cruzado internacional


La ONT inicia un programa para recuperar pulmones que a priori no son válidos para la donación



La Organización Nacional de Trasplante (ONT) se prepara para conseguir un hito en el trasplante cruzado de riñón. Esta organización participará en el plazo de un mes en una cadena de trasplantes que conectará por primera vez a donantes y receptores de tres países distintos. El trasplante cruzado facilita los trasplantes renales cuando los familiares no son compatibles. Se trata de poner en contacto a parejas para que, a cambio de donar su riñón a un desconocido, su familiar reciba un riñón compatible.

Este proceso ya se realiza con éxito en España desde hace algunos años, pero la novedad en esta ocasión es la internacionalización del programa que amplía las posibilidades de conseguir donantes compatibles al unirse a la cadena donantes de Italia, Portugal y España.

Este ambicioso proyecto contará con la participación de 122 parejas (89 españolas, 18 portuguesas y 15 italianas). «En el mes de febrero se ha hecho el primer cruce piloto entre estas 122 parejas que ha puesto de manifiesto varias opciones de cruce. Probablemente en el próximo mes haremos el primer trasplante cruzado internacional. Es algo pionero en España y el primer procedimiento de estas características que se realiza en el mundo», anunció ayer la directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.



La iniciativa forma parte del nuevo plan estratégico presentado este miércoles por la ONT para alcanzar los 50 donantes por millón de habitantes y superar los 5.500 trasplantes antes de 2022. Entre las medidas más innovadoras de estrategia destaca también la puesta en marcha de un programa de recuperación de órganos que a priori no son compatibles con la donación. Para ello, la ONT ha establecido tres centros hospitalarios —Hospital Marqués de Valdecilla (Santander), Reina Sofía (Córdoba) y Puerta de Hierro (Madrid)— que se convertirán en referentes de la recuperación de pulmonesgracias a los avances tecnológicos que aportan las máquina de perfusión normotérmica «ex vivo».

Esta herramienta, que imita las funciones fisiológicas de un cuerpo humano, permite recibir los pulmones de un fallecido y consigue, a través de ellos, una circulación sanguínea a la temperatura corporal que los oxigena para reacondicionarlos y poder ser trasplantados.

Con esta técnica, la ONT espera obtener «50 pulmones cada año».De hecho el primer trasplante de pulmón con un órgano reacondicionado ya se ha producido, según adelantó este miércoles Domínguez-Gil, sin ofrecer más detalles a la espera que sea el propio centro responsable de llevar a cabo la intervención el que precise la información.

«Esto nos abre una vía muy importante para recuperar pulmones de donantes que son idóneos por la edad y otras características pero que, por el propio proceso de muerte encefálica, el órgano quedan dañado para el trasplante. Se les da esa opción de recuperarse fuera del organismo y llegar a ser válidos», explicó la directora de la ONT.
Donantes en hospitales privados

Otra de las medidas que se plantea la ONT para aumentar el número de donantes es facilitar las donaciones en los hospitales privados a través de acuerdos de colaboración. La iniciativa ya está en marcha en un programa pionero en Andalucía con «muy buenos resultados», según comentó el coordinador autonómico de trasplantes de dicha comunidad autónoma, Manuel Alonso. «Se trata de una fuente de desarrollo no explotada que podría incrementar el número de donantes en un 5 o 10%», comentó.

El plan de ruta para los próximos cinco años también pretende potenciar la figura del «buen samaritano», un donante altruista que da su riñón a un desconocido de forma voluntaria. Hasta la fecha, 13 donantes de estas características han permitido realizar 37 trasplantes. «Potenciar esta figura daría mucha energía al programa de donanción renal cruzada y aumentaría las opciones de trasplante de los pacientes hiperinmunizados», afirmó Domínguez-Gil.

La ONT también trabaja para adaptar al conocimiento científico actual los criterios de utilización de órganos de determinados tipos de donantes. Este es el caso de los donantes con infección por el virus de la hepatitis C, a la vista de la eficacia y seguridad de los nuevos antivirales de acción directa. De hecho, la ONT ya ha establecido un grupo de expertos para elaborar un protocolo nacional que defina los criterios de uso de órganos donantes con este virus que hayan sido tratados previamente, o no, con los nuevos tratamientos.

Fuente: www.abc.es

domingo, 18 de marzo de 2018

Adecuar la intensidad del tratamiento inmunosupresor, clave para el éxito del trasplante



Profesionales reunidos en la ‘VI Reunión Detecta. Rechazo Humoral 2018. Superando juntos nuevos retos’, organizada por la compañía farmacéutica Astellas Pharma y con el aval de la Sociedad Española de Trasplantes (SET), han destacan la necesidad de, además de abordar medidas que mejoren la adherencia terapéutica, adecuar la intensidad del tratamiento inmunosupresor de acuerdo con la compatibilidad con el donante de cada paciente trasplantado.

“En los últimos años, diversos estudios han constatado que uno de los factores que influyen en el éxito de un trasplante a medio y largo plazo es controlar la variabilidad de la exposición al fármaco inmunosupresor que recibe la persona trasplantada con el fin de que no rechace el órgano injertado”, explica Astellas Pharma.

Según el jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Vall d’ Hebrón de Barcelona, el doctor Daniel Serón, existen diversas estrategias para prevenir la aparición de anticuerpos en los pacientes trasplantados, “la primera causa de pérdida del injerto”. Este profesional recordó que, asociados a la aparición de anticuerpos, hay una serie de factores de riesgo no modificables, como el haber pasado por un embarazo, el haber recibido una transfusión de sangre o el haber sido trasplantado de forma previa, y otros factores sobre los que sí se puede incidir: la praxis médica y el cumplimiento terapéutico.

En este sentido, Daniel Serón apuntó como herramientas de abordaje el adecuar la intensidad del tratamiento inmunosupresor conforme al grado de compatibilidad con el donante, una vía que, reconoció, aún es incipiente, pero que ha empezado a abordarse. Por otro lado, de cara al paciente, se podría mejorar la adherencia a través de medidas educativas y de acompañamiento.
Necesidad de individualizar

Por su parte, el profesor de Medicina y director del Programa de Trasplante Renal para Adultos de la canadiense Universidad de Manitoba, el doctor David Rush, apuntó en la reunión de Astellas Pharma que “es necesario individualizar (mejor) los tratamientos según los riesgos inmunológicos y de comportamiento de nuestros pacientes”, es decir, “el medicamento adecuado, en la dosis precisa, al paciente correcto”.

Para este profesional, “el régimen inmunosupresor más efectivo en la actualidad consiste en utilizar tacrolimus”. Y el nivel adecuado del mismo, explicó, “está condicionado por el grado de histoincompatibilidad entre donante y receptor y no se debe minimizar por debajo de ese nivel”. Más aún, argumentó David Rush, “ese nivel debe ser mantenido siempre, ya que la probabilidad de desarrollo de anticuerpos específicos aumenta proporcionalmente al tiempo en el que el nivel de tacrolimus se mantiene por debajo del nivel adecuado”.

Fuente: https://www.actasanitaria.com